Está comprobado que el desarrollo de la inteligencia emocional permite a las personas y las empresas, acercarse a sus clientes, desarrollar las relaciones en el largo plazo y lograr mejores desempeños y resultados.

Las ópticas mayoristas conscientes de este factor crítico de éxito, deben fomentar en sus empleados el desarrollo de la inteligencia emocional para ser más sensibles a las necesidades propias y de los clientes.

Desarrollo de la Inteligencia Emocional en las Ópticas Mayoristas:

Una persona con inteligencia emocional superior, cuenta con un vocabulario emocional más rico y amplio, que le permite identificar y ser explícito al detalle con cada emoción positiva y negativa. Por ejemplo, no dice simplemente que se siente mal, sino que logra especificar si en realidad está es ansioso o irritado o frustrado o desmotivado.

De la misma manera, las ópticas mayoristas deben promover el desarrollo de la inteligencia emocional en sus empleados, que les permita detallar las emociones presentes en cada uno de sus clientes, y de esta forma poder atenderlos con mayor amabilidad y precisión.

No será lo mismo para la óptica atender a un cliente desmotivado que furioso, en el primer caso deberá reforzarle el autoestima, mientras que en el segundo evento lo principal será calmar su ira y permitirle el desahogo.

Vocabulario Emocional Rico y Amplio en las Comunicaciones de las Ópticas:

Las comunicaciones necesitan para impactar y llegarle a los consumidores, un importante toque emocional, que permita vincular el mensaje con los sentimientos de las personas.

En este orden de ideas, las ópticas necesitan enriquecer su mensaje de comunicación con el mercado y el entorno, con un vocabulario emocional mucho más amplio y variado.

En su imagen, eslogan, papelería, folletos, y mensajes publicitarios, las ópticas deben hacer un importante esfuerzo por transmitir emociones que le lleguen a las personas. Por ejemplo, modificar los mensajes racionales que venden las características de los productos, por mensajes emocionales que muestren beneficios y soluciones.

Curiosidad y Empatía Hacia la Gente de las Ópticas Mayoristas:

La empatía es la capacidad para sentir y entender las reales necesidades de las personas con las cuales entras en contacto. Esta cualidad denominada empatía, se convierte en un factor de éxito para que las ópticas se sintonicen con los consumidores y empleados.

Lo mismo que ocurre con la radio, cuando el sonido musical se escucha mejor una vez logras sintonizar la emisora, la relación con los clientes fluirá cuando las ópticas logran sintonizarse con las necesidades reales de los clientes. Todo gracias a la empatía.

Ópticas Flexibles y en Constante Adaptación al Cambio:

La flexibilidad en las ópticas mayoristas les permite movilizarse ágilmente hacia el lugar donde los consumidores cambian.Por ejemplo, si el consumidor actual desea tener noticias de las ópticas en su teléfono móvil, lo natural es movilizarse a este medio lo más ágil posible y con un portafolio de servicios completo.El cliente desea conveniencia y comodidad, y las ópticas deben adecuarse a estos cambios.

Las ópticas mayoristas conscientes de la importancia de la inteligencia emocional, deben fomentar su desarrollo en las personas y colaboradores, para que su empatía se agudice, su vocabulario de comunicación se enriquezca, su flexibilidad aumente, y su sintonía con los clientes sea cada vez mejor.

Doralice Gonzalez- Gerente y Fundadora Mayoristas De Ópticas
Skype: Doralice45